Cómo exfoliar para pieles sensibles

La piel sensible es definitivamente un problema. Si tiene piel sensible, debe tener más cuidado con su piel y cosméticos.

Piel sensible

¡Debes tener mucho cuidado al elegir un exfoliante para tu piel! Un exfoliante inadecuado a menudo te hace sentir la piel tensa y seca nuevamente. Su piel se vuelve roja y desarrolla imperfecciones. Y si continúa usando un exfoliante incorrecto, aumentará la piel arrugada. Para excluir esta posibilidad, debe usar un exfoliante suave. Este artículo puede ayudarlo a mejorar su piel sensible.

¿Por qué tienes piel sensible?

Hay varios factores que pueden aumentar la sensibilidad de su piel. Estos incluyen alergias, predisposición genética, indigestión, evacuación lenta y trastornos de la tiroides. Cualquiera de estos factores puede ser la razón de su piel sensible. A menudo se desarrollan alergias con el consumo de ciertos alimentos u otros productos. Puede realizar una prueba de alergia para determinar si es la causa de su piel sensible.

Si los miembros de su familia tienen piel sensible, la predisposición genética puede ser la causa de la piel sensible. La mala digestión de los alimentos y la lenta evacuación de los productos de desecho a menudo crean gases e hinchazón. Esto puede afectar muchos órganos y sistemas del cuerpo, incluida la piel. Finalmente, aproximadamente el 20% de las mujeres tienen una glándula tiroides poco activa. La piel sensible es uno de los síntomas fáciles de determinar de una afección médica. Solo un diagnóstico clínico puede detectar el funcionamiento de la glándula tiroides.

¿Cuáles son los buenos exfoliantes para pieles sensibles?

Existen diferentes productos para el cuidado de la piel en el mercado. Esos a menudo están formulados para tipos específicos de piel. Si se ve bien, seguramente encontrará un exfoliante adecuado para pieles sensibles. En general, el exfoliante para pieles sensibles es hipoalergénico y no comedogénico. No contiene laurel sulfato de sodio y conservantes a base de formaldehído, y no contiene ninguna fragancia añadida. El empaque a menudo menciona qué ingredientes son para pieles sensibles. Será mejor si consulta con un dermatólogo y le pide que le sugiera un exfoliante de piel sensible.

Si desea probar exfoliantes caseros para pieles sensibles, aquí hay algunas recetas fáciles de preparar:

  • Tome medio plátano y mezcle con miel. Aplica la mezcla sobre la piel de la cara. Déjalo actuar durante unos 5 minutos. Lávate la cara con agua tibia.
  • Tome 2–3 cucharaditas de miel y mezcle con una pizca de canela en polvo y unas gotas de leche fresca. Aplícalo en la cara, el cuello y otras partes del cuerpo, donde quieras. Enjuagar inmediatamente con agua.
  • Tome 1–2 cucharaditas de bicarbonato de sodio y una pequeña cantidad de leche fresca. Mezclar bien para formar una pasta. Aplicar en la cara durante unos 8 minutos. Lávate la cara con agua.
  • Mezcle 3–4 cucharadas de avena triturada y 2–3 gotas de miel. El propósito es darle a la mezcla una consistencia espesa. Se puede agregar un poco de agua. Aplicar en la cara durante unos 10 minutos. Cuando esta máscara se seque, lave con agua.

El secreto para el cuidado de una piel sensible es usar cosméticos para la piel que más le convenga.