Apilamiento de hábitos: cómo desarrollar hábitos de manera fácil

William Clement Stone observó una vez que las grandes puertas se abren sobre pequeñas bisagras.

Es una cita que describe mucho de lo que sucede en la vida. Los mayores resultados no ocurren de la nada, sino que son el producto de múltiples esfuerzos pequeños. Puede que no prestemos mucha atención a las pequeñas cosas que hacemos a diario, pero cada acción está silenciosamente en el trabajo y nos afecta en el futuro.

Por lo tanto, es importante desarrollar buenos hábitos. Nuestras mentes tienen una carga cognitiva limitada y no pueden procesar manualmente cada acción que tomamos. Gran parte de lo que sucede se automatiza por el cuerpo a través de repeticiones. Cada movimiento repetido fortalece las neuronas en nuestro cerebro, lo que a su vez facilita futuros comportamientos similares.

Como señaló James Clear: los pequeños hábitos no cuadran, se combinan. No necesita ser el doble de bueno para obtener el doble de resultados. Solo necesitas estar un poco mejor.

Esto se aplica también a la construcción de hábitos. La formación de hábitos no tiene que ser difícil y repetirse cada vez que desee desarrollar un nuevo hábito. Todo lo que necesitas hacer es hacer pequeños ajustes.

Apilamiento de hábitos

Si tuviera que construir una estructura, haría todo lo posible para evitar construirla desde cero. Es mucho más fácil e inteligente si lo construyes sobre una base sólida.

Eso es lo que S.J Scott propone en Habit Stacking. Como él escribe:

“La idea central detrás del concepto de mini-hábitos es que puedes desarrollar un hábito importante al pensar lo suficientemente pequeño como para comenzar. La mayoría de las personas no necesitan motivación para hacer una flexión, por lo que es fácil comenzar. Y una vez que comience, descubrirá que es fácil continuar ".

La idea de una pequeña victoria no es nueva. Scott hace referencia al "One Pushup Challenge", que Stephen Guise sugirió en Mini Habits. Guise había intentado exprimir todo lo posible en su entrenamiento, pero se agotó física y mentalmente. En lugar de lograr más, hizo menos ejercicio al omitir los entrenamientos por completo.

Volteó el guión e intentó hacer solo una lagartija. Excepto que nunca se detuvo en una, sino que hizo más repeticiones y ejercicios. Tenía un entrenamiento bastante bueno a pesar de que comenzó con la intención de hacer solo una lagartija.

El profesor de Stanford, B.J. Fogg, llama a esto una pequeña costumbre. La idea es que planeas hacer algo tan ridículamente pequeño que no haya razón para que no lo hagas. Se necesitaría más energía mental para poner excusas y alejar al culpable por no tomar la única acción de lo que realmente lo haría. Pero nadie hace una sola flexión: la idea es que también podríamos hacer más desde que comenzamos.

Aplique esa idea en un nivel macro y obtendrá el hábito de apilar. Se llama así porque puedes desarrollar tu hábito "apilándolo" encima de un hábito que ya has establecido. Dado que el hábito actual ya está conectado a su cerebro, el comportamiento se adquiere más rápido de lo normal.

Apilamiento de hábitos en acción

Puede adquirir un nuevo comportamiento a través de la acumulación de hábitos al secuenciar su nuevo comportamiento deseado después de un hábito ya establecido. Algunos ejemplos incluyen:

  • Después de usar el baño, beberé un vaso de agua.
  • Después de cepillarme los dientes, usaré hilo dental.
  • Después de preparar una taza de café, haré 10 flexiones.

Para desarrollar su propio hábito, todo lo que tiene que hacer es completar los espacios en blanco:

Después de [hábito actual], haré [comportamiento deseado]

El apilamiento de hábitos es muy efectivo porque es lógico y fácil de seguir. Piense en ello como si siguiera una lista de verificación: todo lo que debe hacer es seguir los movimientos y asegurarse de llegar a cada punto del camino. El resultado neto es que construyes una rutina general mayor que te ayuda a ser más productivo.

¿No me crees? Echa un vistazo a lo que ya haces.

Algunos de nosotros ya agrupamos nuestras actividades en un flujo natural que nos facilita las cosas. Cepillarse los dientes, usar hilo dental y luego afeitarse pueden ser hábitos individuales que tejerías en una rutina general. Nunca se detiene a pensar por un momento, pero ya ha logrado tres actividades esenciales que dan sus frutos a largo plazo.

La comida para llevar

No hay una fórmula compleja a la que deba adherirse si desea manifestar y mantener el cambio de comportamiento. Si está decidiendo entre qué hábitos desarrollar, querrá comenzar con los hábitos clave.

Todo lo que necesita hacer es construir sobre lo que ya tiene y comenzar lentamente.

Llamada a la acción

Si desea vivir de manera más productiva y decidida, tome el Manifiesto de productividad, donde destilo los principios detrás de ser más efectivo y eficiente. Es completamente gratis.

Haga clic aquí para obtener el informe ahora mismo.